Quienes somos

La libertad y el derecho a la Comunicación están en peligro. Frente a esta realidad que horada los principios  democráticos, afecta el Estado de Derecho y atenta contra la libertad de expresión, quienes asumimos que la opinión, la información y la comunicación son un derecho humano inalienable, nos convocamos como Voces Libres del Pueblo, un espacio plural que se reconoce en la tradición emancipatoria del campo nacional y popular y que tributa en las experiencias de quienes nos antecedieron y honraron, incluso entregando su vida, en su compromiso por la construcción de una sociedad más justa, libre y soberana.

Somos quienes desde distintos ámbitos participamos en la elaboración y aprobación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual 26.522 de la democracia. Somos trabajadoras y trabajadores de un oficio en el que la producción de sentidos en la diversidad es fundamental para la consolidación de una democracia real e inclusiva. Somos quienes no estamos dispuestos a tolerar la actual concentración monopólica de la comunicación, inédita en la historia argentina, que refleja un escenario regresivo que se ha profundizado en el país desde diciembre de 2015.

Video Url

Desde Voces Libres del Pueblo nos convocamos a consolidar una comunicación democrática, popular y organizada, una alternativa articulada, contrahegemónica, que enfrente de plano la mercantilización informativa y a sus mandantes o voceros, cuyo único objetivo consiste en sostener el actual modelo de hambre y represión, de violencia contra trabajadoras y trabajadores, contra excluidos y excluidas, que estigmatiza y persigue a opositores y encarcela a dirigentes y militantes.

Somos una construcción colectiva que apuesta por la memoria transformadora del pueblo libre frente al dispositivo cultural de las elites dominante que quieren borrar una historia popular de lucha; un pueblo libre que siempre alzó la voz para combatir el despojo, que supo de resistencias, pero también de ofensivas y alegrías; un pueblo libre que cree en la solidaridad, que lleva la igualdad de género como bandera, que enfrenta todo tipo de abuso de poder y cualquier forma de violencia institucional, y que Memoria, Verdad y Justicia son parte de su identidad irrenunciable. Un pueblo que no claudica.

Es momento de que las Voces Libres del Pueblo, fiel a su tradición, leal a sus convicciones, retomen la centralidad en la batalla cultural, cotidiana, contra el cinismo, el desánimo planificado y la mentira de los poderosos. Por la articulación y defensa de una comunicación democrática, popular y organizada.

El desafío está en marcha.
La libertad está en peligro