JORGE ALEMÁN: “NUNCA VI UNA DEVASTACIÓN Y UNA DESTRUCCIÓN COMO LA QUE GENERÓ CAMBIEMOS”

El psicoanalista y escritor Jorge Alemán participó del programa “Dar Vuelta la Taba”, que se emite los sábados por Radio Rebelde. Entrevistado telefónicamente por Mariano Zucchi y Florencia Defelipe, el intelectual argentino que desde hace 42 años reside en España, analizó la coyuntura política argentina y la reciente gira del candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, por la península ibérica.

Inicialmente, al ser consultado sobre qué es lo que más le preocupa de los últimos meses de gobierno de Cambiemos, sostuvo que le preocupaba mucho “el desastre que va a seguir generando el gobierno. Me preocupan las medidas que se puedan ir tomando de acá hasta diciembre”. Luego, agregó: “Me preocupa, también que, aunque constitucionalmente así está indicado, tenga que haber un debate presidencial. El actual presidente no tiene el status simbólico pertinente para tener esa interlocución. Me parece que es ya ‘la sociedad del espectáculo’. Lamento que sea inevitable”.

En ese sentido, consideró que el debate presidencial de 2015 podía ser analizado como una “fake news” al afirmar que “los debates televisados luego son reeditados, trabajados e intervenidos por las distintas operaciones mediáticas. Por lo tanto, no creo que un debate ponga en juego realmente la verdad y el proyecto de cada uno”. “Los debates en el tiempo histórico que vivimos han perdido su condición verdadera y auténtica: están entregados enteramente a la sociedad del espectáculo”, analizó.

Alemán aclaró que su postura no estaba relacionada a una desconfianza en Alberto Fernández, sino todo lo contrario: “Es tan grande la distancia que hay entre Alberto –su solidez argumentativa, su visión general del mundo y de la Argentina–  con respecto al Presidente actual, que en una situación normal el Presidente actual tendría poco para decir”.

"Me preocupan las medidas que se puedan ir tomando de acá hasta diciembre”

En otro tramo de la entrevista, el intelectual argentino analizó la reciente gira de Fernández por España y Portugal. Lo hizo en estos términos: “Fue recibido, prácticamente, como si fuera el presidente. Fue recibido en La Moncloa. Lo recibió el presidente Sánchez; el Ministro de Relaciones Exteriores; y la presidenta del Banco Santander, Ana Botin, que es una agente económica de primer orden. Y luego tuvo con distintos actores políticos y sociales de aquí”. “Fue, en pocos días, una gran gira”, añadió.

Alemán ponderó ese recibimiento y, según sostuvo, fue la primera vez que vio algo semejante: “En 42 años que vivo aquí no lo vi nunca. Fue una agenda presidencial para alguien que simplemente ganó unas primarias. Fue recibido como si, a todos los efectos, fuese presidente. Alberto mismo tuvo que aclarar un montón de veces que era solo un candidato”.

Posteriormente, al ser consultado por la foto junto a Fernández que subió a sus redes sociales, expuso su felicidad y brindó algunos detalles: “Tuvo la enorme generosidad de recibirme en el hotel y tuvimos una muy amable reunión. Para mí, fue un gusto conversar con él. Yo ya lo conocía de cuando tuve el honor de ser agregado cultural de la Embajada”. “Tuvimos una conversación muy general sobre la situación española y sobre Argentina, pero, en especial, hablamos bastante de España, cuya situación está muy problematizada por la negociación entre el Partido Socialista y Unidas Podemos”.

Antes de finalizar la conversación, Zucchi y Defelipe le consultaron respecto al legado que deja el gobierno de Mauricio Macri. En ese marco, respondió: “Hay un legado que me gustaría destacar que es que así como la dictadura y su genocidio le permitió a Argentina cumplir con un deber de memoria, porque ninguna dictadura había llegado tan lejos y en Argentina hubo una larga reflexión sobre los efectos en los lazos sociales de los crímenes de lesa humanidad, en el país hubo un neoliberalismo sistémico, muy poco presente en otros lugares del mundo”.

“En diversos países hay un régimen neoliberal, que es el actual nombre del capitalismo mundializado. Sin embargo, funcionan mediaciones institucionales, ciertas barreras simbólicas, estructuras del Estado que intervienen y regulan... Mientras que el macrismo, los historiadores lo van a ver, fue un neoliberalismo desnudo”.

En ese sentido, señaló: “Argentina tiene la oportunidad de ver qué implica eso. Ojalá podamos efectuar un ‘Nunca Más’ respecto al neoliberalismo que se desencadenó en el país”. “Argentina tiene la oportunidad de hacer la lectura ética y política adecuada a lo que ese neoliberalismo desencadenó como sufrimiento y malestar definitivo en la población argentina”, completó.

"Ojalá podamos efectuar un ‘Nunca Más’ respecto al neoliberalismo que se desencadenó en el país”.

Por último, luego de que se le preguntara cómo debía ser esa lectura y esa respuesta social, expresó: “Se necesitaría un cierto despertar, un cierto amor a la verdad y a la patria, en el sentido noble, no el en sentido racista y xenófobo”. “Yo llevo 42 años afuera. He visto muchos gobiernos de derecha y hasta neoliberales, pero nunca he visto una devastación y una destrucción como la que generó el proyecto de Cambiemos. Argentina tendría que reflexionar cómo pudo ser votado alguien que se proponía destruir integralmente la realidad de un país”, finalizó.