Somos Télam

Basta de perseguir a las y los trabajadores de Télam

Desde el colectivo Voces Libres del Pueblo alertamos, una vez más, ante el ataque y la incertidumbre que sufren los trabajadores y las trabajadoras de la Agencia Télam.

La persecución laboral de la que son víctimas, incluso desde antes del 22 de junio de 2018 en que el gobierno nacional ordenara los 357 despidos, afecta primordialmente sus fuentes laborales, pero a la vez es un avasallamiento contra el pueblo argentino porque daña su derecho a la información. Es un ataque en perjuicio de la soberanía comunicacional. El plan sistemático de vaciamiento del sistema de Medios Públicos que viene implementado Alianza PRO/radical Cambiemos desde diciembre de 2015 profundiza el cuadro de emergencia comunicacional que sufre el conjunto de la sociedad.

Ante la sostenida ofensiva judicial macrista que se aceleró en las últimas semanas contra lxs trabajadorxs, desde Voces Libres del Pueblo volvemos a señalar nuestra incondicional solidaridad con las y los colegas y denunciamos públicamente –otra vez la situación que vienen padeciendo, a la espera de una resolución rápida y favorable.

El 28 de marzo, la Comisión Gremial Interna de Télam mantuvo una reunión con el presidente de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, Luis Catardo, quien aseguró que los expedientes referidos a las cautelares seguirán su curso natural y no serán sorteados nuevamente. En ese marco, el plenario de la Cámara ratificó el Reglamento de Sorteos y Asignación de Causas, pero sostuvo que el mismo no debe aplicarse de manera retroactiva, por lo que no se ajusta al conflicto por los despidos en Télam, ya que se trata de un “litigio en curso”.

Antecedentes

Tras 119 días de paro, permanencia pacífica y lucha en unidad de los sindicatos, la Justicia falló en favor de los trabajadores y trabajadoras a través de cautelares, reincorporándolos y declarando los despidos como ilegales.

Después de la feria judicial de enero de 2019, comenzó a quedar al descubierto una maniobra por parte del gobierno y de su operador, el apoderado de la Agencia Télam S.E., Juan José Etala (hijo), para que los 9 expedientes –con fallos cautelares favorables a los trabajadores y trabajadoras– fueran a sorteo y quedaran divididos en distintas salas de la Cámara de Apelaciones del Trabajo, con el único propósito de que esa nueva instancia posibilite fallos diferentes para cada caso. La maniobra fue mediante una modificación del Reglamento de Sorteos y Asignación de Causas con el fin de impedir que la totalidad de los trabajadores y trabajadoras de Télam, que sufrieron el mismo proceso de ajuste, tengan el mismo fallo judicial de reincorporación.

Anteriormente, y durante la primera parte del conflicto, el gobierno había recusado a los jueces de la Sala V, Enrique Arias Gisbert y Néstor Miguel Rodríguez Brunengo, –quienes habían hecho lugar al reclamo de reincorporación de lxs trabajadores–. En ese momento no logró apartarlos de la sala. Sin embargo, un tiempo después, el abogado de Télam, Julio César Zampaglione, pidió que se les iniciara juicio político, algo que actualmente está en trámite.

Desde principios de marzo, las y los trabajadores vienen movilizándose a la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para pedir por una Justicia Independiente y por el respeto por la división de poderes de la República.

Los sindicatos advierten que es, además, la expresión de una crisis que afecta al fuero laboral pero que también lo excede, mediante la cual, una vez más, se observa la injerencia del Ejecutivo en el Poder Judicial para obtener fallos a medida de sus intereses.

En ese sentido, León Piasek, abogado del Sindicato de Prensa de Buenos Aires, señaló en las últimas horas: “Hay una irregularidad en la citación de las causas. A pedido del abogado de Télam se ha modificado el reglamento y esto es muy grave. El Gobierno y la Agencia quieren elegir los jueces que los representen, como dijo el presidente en su momento”. Y advirtió que “es muy grave porque quieren sacarles a los jueces naturales el conocimiento de una causa que ha tenido una trascendencia muy importante, con la reincorporación de todos los trabajadores”.

Por su parte, la Asociación de Abogados y Abogadas Laboralistas, mediante un comunicado, informó que “resulta llamativa la modificación del Reglamento de Sorteos y Asignación de Causas realizado el 8/11/2018, como surge del acta 2677 de la CNAT, que, según se consigna en la misma, se realizó a pedido expreso del abogado apoderado del organismo estatal demandado y para resolver causas judiciales que ya estaban en curso, con sus magistrados actuando. Más allá del mérito o demérito del nuevo reglamento –que no es motivo de este pronunciamiento– el dictado de una resolución ‘a medida’ para incidir en el resultado de los pleitos resulta un hecho lesivo del principio del juez natural y de la independencia judicial. Tampoco se observa en el registro de las actas cuál es la posición que asumió cada uno de los camaristas, circunstancia reñida con la transparencia de los actos judiciales".

El caso Marcelo Bartolomé

Se revirtió esta semana una sentencia cautelar favorable al trabajador Marcelo Bartolomé en la Sala IX de la Cámara de Apelaciones del Trabajo, que entendió que a pesar del despido de 357 trabajadores, no se habían alcanzado los recaudos para habilitar el Procedimiento Preventivo de Crisis (que requiere en Télam el mínimo de 87 desvinculaciones); que refrendó la insensibilidad del directorio en demorar la resolución de la situación de un trabajador que atraviesa un estado de salud delicado, bajo tratamiento oncológico.

La persecución

El directorio de Télam promovió denuncias penales ante la justicia porteña contra 25 trabajadores, política que acompaña con una línea interna de sanciones disciplinarias y persecución a los trabajadores en conflicto, con especial saña a aquellos que fueron reincorporados por la Justicia. Ahora, el gobierno denunció por “violación de domicilio” a los trabajadores que ingresaron normalmente a la agencia durante el paro de 119 días a pesar de que contaban con un fallo judicial que había dejado sin efecto los despidos.

El abandono

A través de un video, las y los trabajadores denunciaron el estado de abandono y vaciamiento en el que se encuentra la Agencia nacional de noticias. Puertas sin picaporte, baños clausurados y deshabilitados en condiciones insalubres, sin elementos mínimos de higiene, instalaciones eléctricas sin mantenimiento con riesgo de electrocución, ascensores rotos, alarmas y seguridad contra incendios sin mantenimiento, falta de matafuegos. Los directivos de la empresa se fueron de la Agencia hace 9 meses, se llevaron equipamiento y cerraron cuatro pisos.

Estado de alerta

Tras el encuentro de la Comisión Gremial Interna con el titular de la Cámara, Luis Catardo, si bien se decidió el levantamiento del acampe que venían realizando, y continuar en estado de movilización hasta que los fallos definitivos queden efectivos y las 357 personas despedidas de la agencia estatal recuperen sus puestos de trabajo, prevén que desde el directorio de Télam se profundizará la persecución con nuevas denuncias penales en su contra.

Desde Voces Libres del Pueblo reiteramos nuestra solidaridad con los trabajadores y las trabajadoras de Télam. Y exigimos al gobierno nacional y a los directores de la agencia que cesen el hostigamiento y la persecución.

 

Por una comunicación organizada, popular y democrática.

Voces Libres del Pueblo

28 de marzo de 2019